miércoles, 11 de septiembre de 2013

Manipulación mediática

Marcuse, en El hombre unidimensional (1999, en Correa, 2012) escribía: “Las democracias occidentales se han convertido en sutiles totalitarismos, debido a la ingeniería social que fabrica consenso a través de medios y la imagen como vehículo preferente de la información”. Benesch y Schmandt (1982, en Correa, 2012), por su parte, explican que “se reconoce la manipulación, entre otras cosas, porque no se la reconoce”.

Quizá estas afirmaciones estén más presentes que nunca. Ahora bien, empiezan a aflorar voces discordantes, inconformistas, que se dedican a desmontar algunas de las manipulaciones realizadas por los medios. Obviamente, no tienen el mismo eco, la misma repercusión, ni llegan a tanto público. Pero la aparición y evolución de las redes sociales, están dando la oportunidad a todo el mundo de “tener voz” y por extensión, de escuchar lo que otros tienen que decir.

Gracias a la aportación de estas personas y a su difusión a través de dichas redes, en los últimos meses, el público en general está descubriendo algunos ejemplos (bizarros) de manipulación mediática (en la mayoría de casos, por motivos políticos y partidistas), hasta tal punto de “obligar” a los medios culpables a recular, a modificar su mensaje. Aunque nunca a pedir perdón.

Veamos algunos (y variados) ejemplos:

Juguemos con los que pasan hambre.


Hace un año, la diputada por Madrid Elena Valenciano realizó una donación al Banco de alimentos. Hasta ahí todo normal. Elogiable. Desinteresado. Los medios lo recogieron, reconociendo la loable labor de dicha diputada.


Sin embargo, poco después se filtró otra foto, que corrió como la pólvora por Internet. En ella se demuestra que, dicho acto, fue de todo menos desinteresado. Se montó un auténtico plató de televisión para “inmortalizar” tan generoso gesto. Además, en ningún momento se mencionó que el Banco de alimentos rechazó dichos alimentos, al entender que no atendía a un acto de bondad, sino que estaban siendo utilizados como reclamo propagandístico.

http://4.bp.blogspot.com/-eKd2K4_crYQ/UJevDksUOGI/AAAAAAAAG2M/QgSQhdwL2fo/s1600/valenciano2.jpg

Juguemos con los muertos.

Verdaderamente, creo que no somos conscientes de lo que algunas personas, organizaciones, países son capaces de hacer con tal de conseguir el apoyo de la opinión pública. Los casos más flagrantes solemos encontrarlos en los conflictos bélicos (antes, durante y después). Deben convencernos de que la guerra, es necesaria para resolver toda clase de conflictos, en países lejanos, normalmente del segundo o tercer mundo. Como expone Sontag (2010): “ser espectador de calamidades que tienen lugar en otro país es una experiencia intrínseca de la modernidad”. Los problemas nuestros se resuelven con burocracia y juego político. Los problemas de otros, con armas (que nosotros vendemos)...y nos lo muestran, para regocijo patrio reconociendo que, al menos, no estamos tan mal.

Y ocurre que ha aparecido un nuevo conflicto sobre el cual, las grandes potencias mundiales, han puesto sus ojos. No es mi labor juzgar sus intereses. Lo que pretendo mostrar es que, algunos de los medios afines a dichas potencias, son capaces de mentir descaradamente, con tal de convencer a la opinión pública de las atrocidades de unos y de la necesidad de ayuda de otros.

Un ejemplo muy claro ocurrió hace más de un año, cuando la BBC publicó una foto de Irak en 2003, para informar sobre la “matanza de Houla” perpetrada por el ejército sirio en mayo de 2012. La foto fue recogida posteriormente por numerosos medios de todo el mundo.

http://3.bp.blogspot.com/-RyTkcm-5lG8/T8SsM3kp0oI/AAAAAAAAGA4/zvAMozHCS5A/s400/la+proxima+guerra+bbc+masacre+houla+falso+usa+foto+iraq.jpg

Finalmente, el autor original de la foto, Marco Di Lauro, emitió un mensaje a través de Facebook, informando acerca del origen de la foto y denunciando su uso para atacar al gobierno de Al-Asaad. La noticia fluyó por la red, obligando a la BBC a modificar la noticia, pero como no, sin disculpas. Pronto se tapó todo. Hoy día, siguen existiendo voces que denuncian que ambos bandos del conflicto están utilizando medios de comunicación afines para desinformar y demonizar al rival.


Juguemos con los que no tienen trabajo.

El paro probablemente, sea el problema más grave al cual se enfrenta la sociedad española hoy en día. La tendencia negativa lleva instalada varios años. Cualquier noticia que sea “menos mala” debe ser vendida por los medios afines al poder, como la mayor de las victorias. Y quien no realice un análisis profundo de la información, quien se quede en la superficie, asimilará todo lo que quieren que sepa. Es decir, su verdad. Sin preguntar, pasivo. Convertido el pueblo en público (Gubern, 1974 en Correa, 2012).

Como muestra de esta desinformación consciente, deplorable y que, además se paga con dinero público, encontramos dos imágenes relacionadas con los datos del paro en el mes de agosto.

La primera es de TVE y en ella, parece que el paro ha desaparecido. Eso o el eje de coordenadas, en lugar de situarse en 0, se ha desplazado a 4'6 millones...

http://images.eldiario.es/economia/Captura-evolucion-registrado-Telediario-TVE_EDIIMA20130903_0379_13.jpg

La segunda, emitida por Telemadrid, recoge una nueva gráfica construida a partir de dichos datos. En este caso, no es una comparación respecto a los meses anteriores, sino respecto al mes de agosto, en años anteriores. Podrá comprobarse como el descenso en 31 unidades (2012-2013), es representado gráficamente, con la misma pendiente que un aumento de unas 50000 unidades (2007-2008). Viendo solo la gráfica, sin fijarnos en los datos, parece que se ha producido una mejoría enorme. Que el paro ha descendido muchísimo...Recuerden, 31...

http://www.salvemostelemadrid.es/wp-content/uploads/2013/09/paro_telemadrid_serie_historica.jpg

Juguemos con los recursos económicos

Pero no toda la desinformación se presenta en forma de imágenes o vídeos. Las lineas editoriales, las columnas de opinión, la forma en la que se presentan las noticias, tanto en medios escritos como audiovisuales, pueden enmascarar intenciones ocultas. Y en muchos casos, se producen muchos “donde dije digo, digo Diego”. Pero la memoria es frágil.

La individual quizá. La colectiva ya lo es un poco menos. Sin embargo, la memoria digital tendrá sus defectos, pero ¿frágil? Las benditas hemerotecas nos permiten desenmascarar muchas informaciones engañosas, argumentos defendidos ahora a capa y espada y que, primero, fueron atacados con el mismo ímpetu.

Por ejemplo, esto  publicaba el diario ABC hace apenas un año, respecto a la penosa inversión que resultan unos juegos olímpicos.

Y ésto decía su portada el sábado 7 de septiembre, día de la elección. Y no, no creo que se refiriesen a Nadal...

http://www.kaosenlared.net/images/abc.750.jpg

Juguemos a opinar

Y no olvidemos a esos tertulianos, algunos sobradamente preparados, que miente; y otros que no tienen ni idea de lo que están hablando, pero se “comen la cámara”. Tertulianos que responden siguiendo el guión que sus partidos o grupos de poder les han escrito.

¿Pasará algo similar al siguiente vídeo, alguna vez en la televisión española? ¿Lo diría alguien de renombre, dispuesto a cargar contra quienes le alimentan? Me cuesta creerlo.



Como vemos, estos son solo algunos de los ejemplos que podemos encontrar. Solo hay que intentar informarse utilizando medios alternativos o complementarios a los mass-media. Cotejar y comparar la información. Mostrarnos críticos ante lo que vemos, oímos y leemos.



Bibliografía consultada:

Correa, R.I. (2012). Lecturas del mundo para una pedagogía crítica de la educomunicación. En: Variables de la práctica educativa: Género, resolución de conflictos, estrés y medios de comunicación. (pp 10-23).
Sontag, S. (2010). Ante el dolor de los demás. Barcelona, Debolsillo.